Cómo saber si mi pareja miente o dice la verdad

Autor: Comentar
Comparte este artículo
57279228

La mentira no es lo mismo que dejar de decir verdades.  La primera es una clara evasión de una situación que no se quiere ver y la segunda es mitigar el impacto que alguna información puede tener en quien debe recibirla.

En las relaciones de pareja hay momentos en que se pueden utilizar una o las otras.  Y la realidad es que según la justificación que tengan pueden ser aceptadas o no.

Hoy nos referiremos a aquellas mentiras que encubren situaciones de dolor y traición. Esas que se dicen para tapar una situación que se hace a espaldas del otro y que además de hacerle daño puede terminar con la relación.

Hay relaciones de pareja que son tan frágiles que cualquier mal entendido las rompería, también hay personas que cualquier cosa se la toma a mal o que son tan desconfiadas que inclusive las verdades las toman como mentiras. La mayoría de los hombres son de poca expresividad.

No suelen hablar de sus sentimientos, prefieren expresarlos y fácilmente caen en la rutina porque es la seguridad que brinda la comodidad. Las mujeres en cambio necesitamos escuchar más que se  nos quiere y se nos “idolatra” y que además nos toman en cuenta.  Nos gustan los detalles, aunque sea un caramelo y estamos siempre dispuestas a ser reflexivas y pensantes.  Razón por la cual perdonamos y olvidamos fácilmente.



Para saber si tu pareja te miente debes estar atenta a los siguientes indicadores:

– Ante las preguntas de lo que nos interesa, las respuestas suelen ser evasivas.

– El cargo de consciencia de la mentira suele hacer que se vuelvan más silenciosos o evadidos con la TV, herramientas, vicios, etc.

– En muchos casos ya no expresan tanto su cariño y siempre están con la mente “en otra parte”.

– Si pasan algunos días entre una excusa y otra, la versión suele cambiar. Es debido a que las mentiras no pueden sostener los detalles.

– Normalmente el contacto visual, al mentir, es evasivo mientras que la verdad implica un contacto visual directo.  Es decir que pueden mirar hacia un lado o directamente a los ojos de quien le habla.

– También es habitual que alguien que miente intente ponerse a la defensiva antes de ser cuestionado.  Esto es para intentar intimidar y no ser objeto de preguntas o explicaciones.

86534296

– El cambio de tema es lo que más se intenta cuando alguien no quiere manejar un tema específico. De esta forma redirige la atención hacia otra parte.

– También puede intentar hablar más de lo necesario porque no se siente tranquilo con pausas y silencios. Las explicaciones cortas y sencillas no son suficientes para tapar mentiras.

La sinceridad es la base fundamental de la relación de pareja.  Cuando ésta es sustituida por engaños y mentiras es muy difícil recuperar la calma y la tranquilidad. Por eso es mejor, siempre, decir la verdad y asumir las consecuencias que se deriven de ello.



0 Comentarios Enviar un comentario