red de blogs cosasde
 
 Comentarios: 0

visitar al ginecologo

Pocas son las mujeres que les guste acudir a su cita con el ginécologo ya sea por pudor, por incomodidad o por cualquier otro motivo. En Cosas de mujer vamos a animarte a visitar al ginecólogo y vamos a explicarte cuándo debe ser tu primera visita y cada cuánto tiempo tienes que pedir cita.


Al igual que es saludable a hacerse un chequeo médico de forma periódica para que nos hagan análisis o nos midan el colesterol igual de importante es ir al ginecólogo. Podemos pedir cita tanto en clínicas privadas como en públicas ya que siempres nos van a tratar personas cualificadas. Eso sí, debemos ir una vez al año como mínimo.

Algunos de las preocupaciones que nos impiden acudir a estos especilistas son principalmente:

  1. La incomodidad del examen.
  2. Sentir vergüenza en el proceso del examen: temor a ser explorada, postura incómoda en la camilla…
  3. Que el médico se debe enterar de nuestra vida sexual.
  4. Miedo a encontrar resultados negativos.

Lo mejor que puedes hacer ante estos síntomas es, nada más entrar en la consulta, conocer al doctor y que éste te explique detalladamente lo que te va a hacer. Esto sirve para tener más confianza en una misma y en el médico que te va a tratar.

En cuanto a la primera visita al ginecólogo es recomendable acudir nada más llegar la menstruación. Al acostumbranos a hacerlo de jóvenes conseguiremos que asistir a consulta sea algo normal y natural. Pero, ¿que se hace en la primera cita?

  1. El médico te preguntará sobre la regularidad de tus reglas, si mantienes relaciones sexuales, qué tipo de protección usas, si en tu familia ha habido enfermedades de carácter sexual…
  2. En el caso de haber mantenido relaciones, el ginecólogo te revisará de manera externa los genitales para verificar que no hay anormalidades.
  3. Después comenzará la revisión interna en la que te colocará un espejo vaginal muy estrecho y pequeño, con lo que el doctor podrá ver directamente el cuello de la matriz y todo el interior de la vagina para buscar quistes o verrugas.
  4. Luego realizará lo que se conoce como papanicolau (PAP) que detecta si hay células cancerígenas. El test consiste en introducir un cepillo pequeño dentro del cuello de la matriz para que el o la médico tome una muestra.
  5. A continuación, te hará una exploración llamada bimanual, donde se mide y toca la consistencia de la matriz y de los dos ovarios, por encima del estómago.
  6. Por últimos, te explorará los senos.

Decirte que todos los ginecológos usan guante de látex y que en la mayoría de las veces está acompañado de una enfermera.

Por:

Etiquetas:
Categorías: Sexualidad

 Comentarios: 0

También te puede interesar

Comentarios (0)

Envía tu comentario
Nombre:  
Email:  
Mensaje: