>Cosasdemujer

Tratamientos para los miomas uterinos

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Los miomas son tumores benignos que aparecen alrededor del útero y ocasionalmente en el cuello uterino, causando molestos síntomas como dolor pélvico o hinchazón abdominal. Sus tratamientos pueden ser más o menos agresivos, dependiendo de las características de cada paciente y llegando incluso a la cirugía. Hoy os hablamos de los tratamientos para los miomas uterinos.

tumores uterinos tratamientos


¿Qué son los miomas uterinos?

¿No sabéis qué son los miomas uterinos?, os proporcionamos algunos datos de interés al respecto:

Estos miomas uterinos son masas anormales de tejido muscular liso, que se originan a partir de las células de músculo liso presentes en el miometrio o pared del útero. También se les denomina leiomiomas o fiobras uterinos y su aparición está relacionada con el nivel de estrógenos, siendo más comunes en las mujeres con desequilibrios hormonales.

Estas lesiones se dividen en tres categorías dependiendo de su localización: subserosos (55%), intramurales (40%) y submucosos (5%). En principio son benignos y muchas veces asintomáticos, pero deben revisarse a menudo porque pueden crecer e incrementar la hemorragia durante la menstruación causando anemia.

Cuando los miomas se hacen muy grandes, pueden incluso desembocar en problemas urinarios, hemorroides, estreñimiento crónico, dolor de espalda, dolor durante el acto sexual, y en casos de embarazo, pueden provocar abortos e infertilidad.

Cómo tratar los miomas uterinos 

En lo referente a cómo tratar los miomas uterinos, has de saber que  para acabar con ellos depende del tipo de mioma del que se trate, su tamaño, localización, la edad de la paciente y sus deseos de fertilidad. Cuando los miomas son pequeños, no crecen y no presentan síntomas, el mejor tratamiento es el control ginecológico. De esta manera, si el médico ve que los miomas comienzan a crecer puede tomar medidas a tiempo. Estas revisiones se hacen aproximadamente cada seis meses.

Cuando aparecen síntomas podemos recurrir a determinados tratamientos farmacológicos y quirúrgicos. Por ejemplo, los tratamientos hormonales son muy efectivos para reducir el tamaño de los miomas y acabar con sus síntomas. Éstos crean un estado hipoestrogénico similar al de la menopausia, y son capaces de reducir entre un 30 y un 60% el tamaño de los miomas, y un 50% el volumen uterino.

El problema es que a los tres o cuatro meses recuperan su tamaño inicial, por lo que este tratamiento sólo está indicado para facilitar el proceso antes de una intervención quirúrgica. Para calmar las hemorragias se utilizan progestágenos y anticonceptivos orales, mientras que para el dolor se administran antiinflamatorios no esteroides.

En cuanto a otro tipo de intervenciones, encontramos entre las menos agresivas la histeroscopia y la laparoscopia, para lo cual no es necesario hacer cortes en la tripa, y no suele requerir ingreso.

tumores uterinos

Otro tratamiento quirúrgico posible es la miomectomía, que consiste en la resección quirúrgica sólo del fibroma. Más agresiva es la histerectomía, que es la resección quirúrgica del útero completo. Ambas se realizan por cirugía vaginal o abdominal, aunque en los últimos años estas dos técnicas están siendo sustituidas por la cirugía laparoscópica. Ésta supone una mínima invasión, una recuperación más rápida y menos cicatrices, ya que se lleva a cabo a través de pequeñas incisiones.

Una de las técnicas más recientes es la llamada embolización uterina, un nuevo tratamiento no quirúrgico que consiste en la punción de la arteria femoral y posterior embolización de ambas arterias uterinas, inyectando partículas de alcohol polivinílico gelificado. Estas partículas se adhieren a los fibromas, que las absorven. Como resultado de todo esto, los fibromas comienzan a disminuir su tamaño.

Por último, encontramos algunas recomendaciones totalmente naturales que pueden ayudar a las mujeres con miomas uterinos a combatir sus síntomas. Por ejemplo, conviene consumir muchos alimentos con hierro, ya que las hemorragias menstruales pueden causar anemia. También se recomienda una dieta rica en fibra, magnesio y vitamina B.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Salud


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar