¿Porqué culpamos a los demás de nuestras malas circunstancias?

Autor: Comentar
Comparte este artículo


Toda causa genera un efecto y todo efecto proviene de una causa.  Esta premisa es fácil de leer y comprender, pero muy difícil de aplicar en la propia mente.

Las personas solemos dar más importancia a los que hacen los demás que atender nuestras propias acciones.  Una de las principales causas de esto tiene que ver con el hecho de lo que nos cuesta reconocer nuestras equivocaciones.

Si tienes tendencia a tener muchos problemas y culpar a otros, las siguienes reflexiones pueden serte útiles:

– Eres dueña de tu propia vida y de lo que sucede en ella. No lo son los demás.

– Estás en las circunstancias que has escogido con tus pensamientos, palabras y acciones.

– Tienes los amigos y amigas que has elegido, por lo tanto,  eres responsable principal de tus relaciones con ellos.

– Los demás llegan hasta donde los dejes llegar.  Muchas veces permites abusos y faltas de parte de otros, y con esto lo que haces es crear un círculo vicioso que ataca tu autoestima.

– Si analizas bien qué ha tenido lugar para que te sucedan malas rachas, verás claramente que han sido malas elecciones. La inexperiencia puede ser un factor influyente.

– Las inseguridades y los miedos pueden llevarte a hacer análisis precipitados de algunas situaciones.  Intenta calmarte y relajarte antes de tomar alguna posición.

– Si algún aspecto de tu carácter  no te gusta…cámbialo, transfórmalo, sustitúyelo.  Nunca es tarde para hacer cambios en tu vida. La felicidad es la recompensa.

No critiques a otros. Aprovecha de aprender de lo sucedido y no cometas los mismos errores.

Todas las personas tenemos buenos y malos momentos.  Aunque a veces te parezca que nadie sufre tanto como tú, no es así.  Todas las personas tenemos circunstancias similares.  Las experiencias son individuales pero lo que realmente marca la diferencia es la actitud con la cual estés dispuesta a enfrentar estas situaciones. No te dejes vencer y evita culpar a otros de lo que te suceda. Asume tu realidad y continúa siempre adelante.

Fuente Imagen ThinkStock.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Relaciones


0 Comentarios Enviar un comentario