Piernas Ligeras

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Piernas Ligeras

Hoy, en cosasdemujer.com te contamos cuatro pasos para aliviar la pesadez de tus piernas y para conseguir que te sientas mucho mejor. Gracias a estos ‘trucos’ podrás conseguir que tus piernas alcancen esa ligereza que tanto buscas.

El primer paso es la ducha escocesa. ¿En qué consiste? Pues este tipo de ducha consiste en aplicar un chorro de agua fría y, acto seguido, uno de agua caliente; acabando siempre con el de agua fría. Es cierto que si nos duchamos sólamente con el caliente saldremos muy adormecidos de la ducha e incluso con sensación de cansancio.

Así, y gracias a la ducha escocesa, tus venas pasarán de la dilatación a la contracción, lo que te proporcionará una agradable sensación de alivio y ligereza, que es lo que estamos buscando. Evita, por tanto, los baños y duchas extremadamente calientes porque todo lo que nos aportan en relajación, lo perdemos en ligereza y activación del organismo.

Después de la ducha, independientemente de la hora que sea, utiliza una crema o gel para piernas pesadas. Masajéate ambas piernas y los muslos (muy importante: siempre que sea de abajo hacia arriba). Con esto coseguirás reducir la inflamación, y a su vez, una sensación de menos peso en tus piernas.

El tercer paso sería una caminata de media hora. O mejor dicho, un agradable paseo de a penas 30 minutos. Lo que puede parecer muy pesado es, simplemente, una forma de conseguir aliviar el nivel de pesadez de nuestras piernas, pero también de nuestro cuerpo. También, un poco de bicicleta puede favorecer la flexibilidad de las piernas.

Y por último te planteamos y proponemos el mejor de los remedios de la historia de la humanidad. La relajación. Siempre que puedas, siéntate con las piernas elevadas y tómate un respiro para relajartemientras disfrutas de un refresco, un batido o unas palomitas viendo la tele. Trata de dar descanso a tu cuerpo porque seguro que te lo agradecerá.

Por:

Categorías: Belleza, Salud


0 Comentarios Enviar un comentario