>Cosasdemujer

Cómo evitar que la envidia nos afecte

Autor: Comentar
Comparte este artículo


Cuando otros  tienen algo que alguien no tiene, o se es algo que otro no es, se generan sentimientos que pueden ser sanos o muy negativos y destructivos.  Algunas mujeres presentan una tendencia marcada al chisme, la burla, la hipocrecía y sobre todo a  la envidia.

Esto ha hecho que muchas amistades y relaciones de años se vean rotas y se conviertan en “guerras” permanentes; familias que se han separado y hasta padres e hijos que han perdido el contacto.

Todas, en algún momento, tenemos presente este sentimiento. De hecho el concepto de “envidia sana“, tiene que ver con el hecho de desear lo que otro tiene o es, pero con el matiz de que algo nos impulsa a susperarnos para lograrlo, porque es positivo y bueno para nosotras.  En cambio,  cuando este sentimiento se instala para corroernos la tranquilidad y nos produce deseos de destrucción y ataque, algo va muy mal en nuestras emociones.

¿Pero qué sucede cuando somos nosotras el blanco de la envidia?

– No nos permitamos caer en las provocaciones por comentarios negativos o insultos.  Lo mejor es ignorarlos o en un tono marcado de mucha educación, dar nuestra opinión y no engancharnos en discusiones sin sentido.

Nunca creer en las opiniones de alguien que las diga con envidia, porque debemos saber que están matizadas con un sentido egoísta y digno de más problemas. Siempre debemos buscar la verdad.

– Debemos intentar reconocer siempre las cosas buenas en la gente que nos rodea.  De esta forma evitamos malos pensamientos y nos habituamos a pensar en positivo.

– Las personas envidiosas tienen problemas para hallar su propia identidad,  por eso siempre están mirando lo que son o hacen los demás. No le sigas el juego a nadie que venga con esta actitud.

– El lenguaje corporal también dice mucho: malas miradas, gestos con la cara, posición de los brazos y manos, etc. debes estar atenta y terminar, de forma educada y manteniendo la calma, con la situación.

 

– Mucha gente quiere conseguir las cosas sin esfuerzo por eso le es más facil criticar y manipular que luchar por lo que quieren.  Intenta alejarte de este tipo de personas que pueden meterte en problemas, porque sin darte cuenta puedes terminar pensando como ellas.

Las relaciones armoniosas con las demás personas tienen como base fundamental el respeto y la tolerancia.  Cuando la envidia se instala en el corazón de las personas hace mucho daño y frena su crecimiento y desarrollo. Se quedan solas y además no consiguen encajar en ningún lugar. No permitas que estos sentimientos invadan tu tranquilidad e intenta siempre crear relaciones  de confianza y buen compañerismo.

Fuente Imágenes ThinkStock.



0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar