Vitaminas para la piel

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Es realmente necesario para nuestro cuerpo comer alimentos frescos y ricos en agua para sentirnos plenas y lucir una piel radiante. Te invitamos a leer más y seguir algunos consejos.

Por lo general los defectos de la piel se manifiestan más comúnmente en personas que llevan una dieta deficiente.

Convendría controlar que nuestra dieta esté formada hasta en un 70 %en alimentos ricos en agua. Existen tres clases de alimentos abundantes en agua: las frutas, las verduras y legumbres. A través de lo que ingerimos vamos a ayudar al organismo en el proceso de limpieza.

Evita sobrecargarte de alimentos indigestos. Si no consumes frutas a diario intenta compensar con aguas ricas en minerales, lo suficiente para que el cuerpo pueda diluir y digerir con facilidad, eliminando las toxinas.
Para mantener una piel sana, hay que recordar que ésta es un órgano de eliminación y, que, cuando la piel no funciona adecuadamente probablemente no esté hidratada.

El tratamiento para hacer desaparecer cualquier imperfección de la piel incluye agregar aceites vegetales (el de soja por ejemplo) a la dieta diaria.

También es importante procurarnos especialmente el complejo vitamínico B para prevenir la aparición de grietas y lastimaduras. La vitamina B puede encontrarla en harinas de trigo, los cereales integrales y las levaduras.
Para devolverle la salud, elasticidad y belleza a su piel tenga en cuenta que es mejor que consuma alimentos naturales, sin mucha cocción ni tampoco productos congelados preferentemente, haga ejercicios en la medida que pueda y absténgase de comer dulces y.

Los baños calientes y una fricción con un cepillo masajeador le dan sensación de calor a la piel que la ayuda a regular su funcionamiento.

Podemos también prevenir la formación de várices con una buena alimentación. Lo mejor es la Vitamina E. Esta vitamina tiene la singular facultad de facilitarle a los tejidos la mejor utilización del oxígeno, favoreciendo una buena circulación.

La Vitamina E es fundamental, puede encontrarla en el germen de trigo, almendras, avellanas, verduras de hoja (espinaca, acelga, lechuga) cereales integrales, aceite de hígado de bacalao, etc.
Recuerda,  que es lento el proceso de mejora de las várices y que los logros se concretan con la ayuda de ejercicios físicos suaves.

Por:
Etiquetas: , , ,
Categorías: Belleza


0 Comentarios Enviar un comentario