¿Qué es el síndrome de la mujer agotada?

Autor: Comentar
Comparte este artículo

El síndrome de la mujer agotada es uno de los males más habituales que se cierne sobre la mujer en este siglo XXI. Tener que compaginar las tareas familiares junto con la jornada laboral acaba por provocar una crisis de agotamiento en una gran mayoría de mujeres comprendidas entre los 30 y 45 años. Y es que, ya sabe, cuando una mujer es madre, además de madre es psicóloga, maestra, cocinera, policía… toda una serie de funciones propias de la mujer que acaban desgastando a cualquiera. Todas estas situaciones se resumen en un mismo problema, cada vez cuesta más llegar con energía al final del día. Una manera de ayudar a hacer el día más fácil es recurrir a un complemento multivitamínico específico para mujeres. Estos complementos alimenticios proporcionan un aporte adicional de vitaminas y minerales que te dan un impulso extra para ayudarte a afrontar el día.

¿Qué es el síndrome de la mujer agotada?

Los problemas del síndrome de la mujer agotada

Todas estas responsabilidades con las que cargamos las mujeres se pueden convertir en problemas mayores a lo largo del tiempo. No contar con un merecido descanso puede acabar provocando problemas de salud como el estrés o la ansiedad. Resulta complicado evadirse y centrarse en los propios pensamientos ante toda esta responsabilidad, por lo que debes de empezar a dar un cambio a tu vida, dedicarte más tiempo a ti misma y ser un poco más egoísta en lo que respecta a las relaciones.

Es evidente que no se trata de despegarse por completo de toda responsabilidad que se precie, pero sí de tratar de hacer colaborar al resto de la familia en una mayor cantidad de tareas.

Dedica un poco más de tiempo a ti misma

Tienes que buscar tu tiempo personal, un periodo de tiempo en donde la tranquilidad tiene que reinar en tu vida y es el momento perfecto para relajarte. Ya sea un baño con agua caliente o ver un capítulo de tu serie favorita, es un tiempo que se invertirá en una salud mental mucho más fuerte y que te ayudará a soportar el día con una mayor entereza.

No tengas miedo en reconocer que este síndrome de la mujer agotada te está pasando factura y actúa desde ya. Cuanto más tiempo pase, más complicado será encontrar una solución. La vida no está pensada para sufrir, sino para disfrutar y para ser feliz, por lo que empieza a hacer pequeños cambios en la búsqueda de esa felicidad y evita todas esas situaciones que te produzcan un mayor desgaste personal. Al final de todo, eres tú la que vas a sufrir todas las consecuencias, tanto las malas por no haber actuado a tiempo como las buenas tras haber puesto remedio. Cuida de ti misma, ya que será complicado poder encontrar a alguien que lo pueda hacer mejor que tú.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Salud


0 Comentarios Enviar un comentario