Prevenir los ataques de ansiedad

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 Prevenir los ataques de ansiedad


Los ataques de ansiedad son uno de los problemas psicológicos y físicos que más pueden herir nuestra salud. Por eso es importante que encontremos soluciones para prevenir y eliminar este mal, algo que, en casos leves, podemos hacer mediante remedios sencillos y naturales.

Se trata de modificar algunos hábitos de vida para lograr un estado de mayor tranquilidad. De esta manera aprendemos a prevenir estos ataques de ansiedad que tanto puede dañar nuestra mente y nuestro cuerpo, pues la mejor manera de combatirla es la prevención.

El primer paso para ello es localizar el foco de nuestra ansiedad, qué es lo que no nos deja vivir tranquilos. Sólo así lograremos restarle importancia y aprender a sobrellevarlo de una manera sana y relajada. Es sin duda una tarea difícil, pero no imposible.

Hábitos para tratar y evitar los ataques de ansiedad

En este trabajo nos ayudará seguir algunos sencillos consejos para llevar hábitos que nos ayuden a tratar y evitar los ataques de ansiedad y por tanto mejorarán nuestra calidad de vida:

Prevenir los ataques de ansiedad

1. Fijar objetivos pequeños. Si nos proponemos metas inalcanzables o difíciles de alcanzar en poco tiempo, sólo lograremos estresarnos y frustrarnos. Debemos vivir el día dando pequeños pasos hasta conseguir por fin aquello que nos proponemos.

2. Reducir y priorizar las actividades diarias. A veces sobrecargamos nuestra jornada y nos falta tiempo para hacer todo aquello que queremos. En este caso no queda más remedio que priorizar aquellas actividades más importantes para nosotros y dejar las menos relevantes para otro momento.

3. Cuidar la alimentación. Esto es fundamental para nuestro estado de salud mental y física. Debemos seguir una dieta baja en grasas saturadas y rica en frutas y vegetales. La escasez de cualquier vitamina puede ser muy perjudicial. Una buena alimentación nos hará sentir más enérgicos y dinámicos, lo que reducirá nuestro nivel de ansiedad. De la misma forma, tenemos que comer en las cantidades adecuadas.

4. Reducir las bebidas y alimentos estimulantes. Conviene no abusar del café ni otras bebidas que contengan cafeína. De igual forma, tenemos que evitar los alimentos con demasiada azúcar, especialmente por la noche. Por el contrario, podemos consumir infusiones de efecto relajante como la tila o la manzanilla.

Prevenir los ataques de ansiedad

5. Dormir lo suficiente. Son ocho horas de sueño las que recomiendan los especialistas, aunque en algunos casos se requieren más o menos, dependiendo de las características de cada persona. Lo importante es que el sueño sea reconfortante y completo.

6. Hacer ejercicio. La actividad física aumenta los niveles de serotonina, ayudando a mantener un estado de ánimo positivo. Podemos elegir entre muchas modalidades, aunque si no tenemos tiempo o somos principiantes podemos optar por ir caminando al trabajo (si es posible), subir por las escaleras en lugar de coger el ascensor.

7. Buscar el silencio y la tranquilidad. A veces nos saturamos debido a la acción de las nuevas tecnologías: continuos mensajes por el móvil, demasiada publicidad, abuso de la televisión, música constante… Para luchar contra los ataques de ansiedad debemos buscar ratos de silencio en los que nada ni nadie pueda molestarnos.

8. Realizar ejercicios de respiración. Éste es uno de los consejos más sencillos de la lista. Con 15 minutos diarios que dediquemos a esto bastará. Son muy fáciles de realizar, y podemos encontrar numerosos tutoriales sobre ello en libros, seminarios, cursos o Internet. Con este pequeño ejercicio lograremos sentirnos mucho mejor.

Prevenir los ataques de ansiedad

9. Potenciar el sentido del humor. La risa tiene innumerables beneficios para el ser humano, y uno de ellos es que ayuda a liberar tensión. Conectar con el lado optimista de las cosas nos permite reducir el estrés y la ansiedad, enseñándonos a tomarnos la vida de otra manera. Además, nos distrae, impidiendo que centremos la mente en cuestiones negativas.

10. Buscar ratos de ocio. Cambiar de vez en cuando de ambiente es imprescindible para eliminar los ataques de ansiedad. Es necesario salir de nuestro entorno y ver más allá de nuestros problemas. Hacer pequeñas excursiones, planes divertidos, hablar con gente… Todo esto nos ayudará sin duda a restar importancia a los problemas.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Featured, Salud


0 Comentarios Enviar un comentario