>Cosasdemujer

Peligros de los Rayos UVA

Autor: 1
Comparte este artículo

Sujeta a Licencia CC de Atribución. Autor: Harout’s Lens

Todas hemos oído hablar de los beneficios y los perjuicios de los rayos UVA, pero hoy nos centramos en los artificiales, es decir, en los aparatos que imitan la luz solar.

Los rayos UVA generados por las máquinas de bronceado rápido, son iguales que los naturales procedentes del sol, la única diferencia entre ambos es que los primeros son creados por el hombre.

En la industria del bronceado se emplean sobre todo dos tipos de lámparas de rayos UVA:

  • lámparas fluorescentes de baja presión cuya emisión de radiación excede de dos a cinco veces la intensidad de la radiación ultravioleta natural.
  • lámparas de alta presión, que suelen ser más pequeñas, empleadas sobre todo para bronceado facial, y con una emisión de radiación UV entre 20 y 100 veces superior a la del sol.

Estas lámparas exigen un mantenimiento estricto ya que con el uso se alteran sus componentes, lo que puede originar peligro para el usuario al liberar radiación UVB y UVC, altamente perjudicial para la piel.

El efecto que producen los rayos UVA en la piel se basa en una respuesta a la agresión de la piel ante la exposición a la radiación tanto natural como artificial. Los rayos UVA penetran a través de la epidermis y pueden producir daños en el ADN de las células de la piel.

El uso de estas máquinas se ha generalizado en los últimos años, por ello, desde Cosas de Mujer os queremos recordar algunos aspectos a tener en cuenta sobre el uso de las máquinas de bronceado artificial de rayos UVA.

  • El hecho de utilizarlas no sirve de protección frente a la radiación del sol.
  • No deben ser utilizadas por menores de 18 años, ni por personas con fototipo I de piel, y se desaconseja en mujeres embarazadas.
  • Cada tipo de piel sólo se puede exponer a este tipo de radiación un número limitado de sesiones al año.
  • Sólo tiene efectos beneficiosos para la salud claros cuando es utilizado bajo prescripción y control médico para el tratamiento de algunas enfermedades como la psoriasis o la dermatitis.
  • Debe ser aplicado por personal específicamente formado para ello.

Por ello, hay que tomar ciertas precauciones como:

  • Eliminar los cosméticos de la piel, sobre todo perfumes y maquillaje
  • No llevar joyas, objetos metálicos o lentillas
  • No utilizar cremas bronceadoras o filtros solares
  • No exponerse a radiación ultravioleta si se están tomando medicamentos que aumenten la sensibilidad de la piel a este tipo de radiación. En este caso se recomienda consultar con su médico para determinar si los medicamentos que toma pueden aumentar la sensibilidad a los rayos ultravioleta.
  • Utilizar siempre gafas o protectores oculares que cubran también los laterales
  • No exponer la zona genital a la radiación UV
  • Seguir las recomendaciones relativas a la duración, intensidad de exposición y distancia de la lámpara.
  • Hidratar la piel después de las sesiones.
  • No exponerse al sol y al aparato de bronceado el mismo día
  • Dejar un mínimo de 48 horas entre las sesiones de bronceado
  • Si aparecen en la piel ampollas, heridas o enrojecimiento, consultar de inmediato al dermatólogo.
Por:
Etiquetas:
Categorías: General


1 Comentarios Enviar un comentario


  • avatar
    rossi

    buenas me gustaria saber la distancia de seguridad entre el cuerpo y la lampara de rayos uva, gracias

    un saludo

Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar