Lesiones por los Tacones

Autor: Comentar
Comparte este artículo
tacones

Los tacones no son tan bonitos como a veces nos los pintan o los pintemos nosotras. Las lesiones por los tacones están a la orden del día por lo que su uso no debe ser excesivo…

Por parecer más altas o para sentirnos más sexies, conseguimos que nosotras tengamos cuatro veces más problemas en los pies que los hombres. Cuanto más alto el tacón y más extrecho el zapato mayor son el número de lesiones que sufriremos. Pero, ¿qué anomalías produce el uso de tacones?

El tacón desplaza el peso del cuerpo hacia delante, aumenta la presión sobre los dedos y traslada los puntos naturales de apoyo. Además, obliga a corregir la postura corporal para compensar este desequilibrio por lo que desde el tobillo hasta las cervicales, todas las articulaciones se resienten.

Lesiones

Dedos en martillo: Es la deformidad de los dedos del pie, en concreto un encorvamiento hacia arriba de sus huesos. Además del dolor, es frecuente la aparición de callos en la protuberancia formada.

Inestabilidad del tobillo: Aparecen esguinces y microtraumas repetitivos por la inestabilidad y la búsqueda constante del equilibrio a la hora de caminar.

Artrosis de rodilla: Numerosos estudios han relacionado el uso de tacones altos con la aparición de este trastorno que es dos veces más frecuente en mujeres que en hombres. La artrosis se debe, según los expertos, al aumento de la presión en las superficies articulares de la rodilla.

Inflamación del tendón de Aquiles: El uso continuo del tacón altera la tensión del tendón de Aquiles. La postura a la que obligan los zapatos altos acorta la longitud de este tendón hasta tal punto que puede llegar el momento en el que caminar sobre plano resulte doloroso.

Neuroma de Morton: Un tacón de ocho centímetros provoca siete veces más esfuerzo en la punta del pie que uno de dos centímetros. El neuroma de Morton puede aparecer en todos los dedos del pie pero es mucho más frecuente el tercero y el cuarto. Además de la altura, cuanto más estrecho es un zapato en la punta, más probable es que aparezca esta lesión.

Además de estos trastornos siempre pueden aparecer otros males menores como durezas, rozaduras o ampollas. Así que te recomendamos que uses los tacones de forma espontánea no como tu calzado habitual para ir a clase o al trabajo.

Por:
Etiquetas:
Categorías: General


0 Comentarios Enviar un comentario