La rutina facial definitiva

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Si quieres que tu rutina facial sea realmente efectiva, hay algunos cuidados que debes conocer y algunos productos que no pueden faltar. En Douglas podrás encontrar todos los productos que necesitas para realizar tu rutina y no perder tiempo buscando por varias tiendas.

Y es que no se trata solo de seguir un orden de limpieza, hidratación y protección. Los productos a utilizar también deben ser utilizados en un orden determinado para que sus principios activos puedan realizar su función en la piel. Para ello, es importante aplicar los productos según su textura, siguiendo un orden de menos a mayor densidad. Solo así conseguiremos que todos penetren en la piel de forma adecuada y puedan realizar su función.

Limpieza

El primer paso es limpiar y desmaquillar la piel. Se puede hacer con varios productos como las leches desmaquillantes, los bálsamos y los aceites limpiadores. También podemos utilizar apenas el agua micelar, que actúa como desmaquillante y limpiando la piel y que, además, no necesita aclarado.

Exfoliación

Este paso no se realiza a diario sino que, según el tipo de piel, se incorpora en la rutina de una a 3 veces por semana.

Se debe realizar después de la limpieza facial y antes del tónico, utilizando un exfoliante facial adaptado a tu tipo de piel.

Tónico

Ayuda a cerrar los poros y a equilibrar el pH del rostro. Hay varios tónicos disponibles en el mercado aunque si utilizas el agua micelar, este paso tampoco será necesario.

Sérum

Es un concentrado de principios activos, más ligero que una crema, que penetra fácilmente en la piel aportando los nutrientes necesarios. Aparte de elegir un sérum adaptado a tu tipo de piel, aquí puedes aprovechar igualmente para aportar lo que tu piel más necesite según la edad. Por ejemplo, hay algunos con ácido hialurónico que ayudarán a tensar la piel y evitar las arrugas.

Contorno de ojos y labios

Un cuidado extra para las zonas más problemáticas del rostro, en las que surgen más marcas de expresión y que necesitan un mayor cuidado e hidratación. El contorno de ojos y labios, por su textura, debe aplicarse siempre antes de la crema.

Al igual que el sérum, se debe elegir según el tipo de piel y las necesidades específicas, habiendo varios productos que se pueden adecuar a tus necesidades de piel específicas.

Aceite

Si tienes la piel muy seca, antes de aplicar la crema puedes utilizar un aceite para conseguir un poco más de hidratación. También es de gran utilidad en invierno, cuando la piel tiene a resecar demasiado por el frio.

Crema

Suelen ser más densas por lo que se aplican al final de la rutina diaria.

Hay varios tipos de cremas como las hidratantes, antiarrugas, antimanchas o reafirmantes. Según las necesidades y el tipo de piel, así debes elegir la más adecuada.

Además de su función, la aplicación de la crema en este momento también ayudará a mantener los nutrientes de los pasos anteriores en la piel.

Termina con un protector solar en tu rutina de día.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Belleza


0 Comentarios Enviar un comentario