>Cosasdemujer

Gimnasia en el trabajo

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Actualemente el ritmo de vida cotidiano apenas nos permite espacios disponibles para las actividades recreativas y ociosas. Precisamente por eso es conveniente ajustar una rutina diaria en tu agenda de actividades y comenzar a todo lo que necesitamos hacer.

Si trabajas con horario partido, te recomendamos aprovechar de tiempo al mediodía para mejorar tu salud y verte bien incluyendo un poco de ejercicio.

Si además deseas que el ejercicio te sirva para bajar de peso, lo más indicado es que comas algo liviano y nutritivo en su escritorio y que luego -media hora más tarde- salga a hacer el deporte. Ten en cuenta que no tienes que ser algo demasiado exigente o de movimientos violentos para que no traiga problemas a la digestión.

Por el contrario si va a hacer una escapada al gimnasio de la esquina y piensa disponerse a trabajar sus músculos con aparatos será mejor que coma al regresar.

De cualquier modo antes de salir, estire los músculos brevemente, ya que no le conviene iniciar los ejercicios con la tensión de las horas de trabajo.

Comience poco a poco si todavía no incorporó el hábito de hacer ejercicio durante  ña mañana. Para empezar salga a caminar al menos media hora. Luego, complete esta actividad subiendo la escalera hasta el piso en el que trabaja. Recuerde que no debe representar un esfuerzo, no haga ejercicios exigentes tanto por una cuestión de higiene como por conservar la energía para el resto de la jornada.

Llévese las zapatillas y si puede contar con una bicicleta sería una excelente opción. Sentirá que este ejercicio no es tiempo perdido o restado a otras tareas, como si lo hiciera al salir del trabajo. Es la mejor manera de desenchufarse durante una hora o dos para volver al trabajo más distendida.

Algunos consejos mientras trabajas:

Una buena idea para cuidar la salud es tomar sol en lapsos pequeños pero constantes. Si es de las personas que salen a fumar unos minutos, mejor salga a tomar sol y aire y apague el cigarro.
Siempre que pueda suba y baje todas las veces por la escalera, respirando en forma profunda.
Otra forma de ponerse en marcha, es hacer con el cuerpo lo que podría solucionar desde su silla. Salvo los días muy atareados, es recomendable retomar algunos usos que se perdieron por la inclusión de la tecnología. Por ejemplo, si tiene que consultar algo con su compañero de trabajo, párese y vaya hasta su escritorio (si es necesario use la escalera) en lugar de mandarle un mail.

Evite el sedentarismo y camine siempre que los trayectos sean cortos.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Belleza


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar