>Cosasdemujer

El primer día de playa con tu bebé

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 
No más ruidos, preocupaciones ni agobios de por medio. El verano es el momento perfecto para disfrutar al máximo de nuestro tiempo libre al lado de nuestros seres queridos en entornos tan refrescantes como la costa. ¿Eres mamá y no sabes cómo enfrentarte al reto de pasar un día inolvidable con tu retoño en su primer día de playa? No te preocupes, te damos algunas recomendaciones.

El primer día de playa con tu bebé

Preparativos para el primer día de playa con tu bebé

Sus risas mientras juega entre la arena o su mirada cálida e inocente centrada en el vaivén de las olas son algunos de los muchos regalos que nos puede ofrecer nuestro pequeño en un paraje idílico y tan aclamado en agosto por millones de personas como es la playa. El primer día de nuestro retoño en este entorno tan especial supone incluir una serie de cambios en nuestro equipaje, que acabarán con la rutina a la que estábamos acostumbrados a la hora de viajar a este tipo de destinos.

Junto a la crema solar, una revista o una toalla hemos de añadir otros muchos complementos pensados para nuestro pequeño como son el biberón con agua, los cubitos, la comida, el gorrito, las palas para que dé rienda suelta a su imaginación entre la arena, sin olvidar una espectacular piscina hinchable para los que son más rezagados y todavía no se bañan en el mar.

Preparativos para el primer día de playa con tu bebé

Pero, más allá  de esta imagen idílica, pueden surgir una serie de complicaciones que hemos de tener en cuenta. Uno de los incidentes a los que puede verse expuesto nuestro pequeño, en el caso de que todavía no haya dejado el pañal, es a los molestos e incómodos escapes durante la hora del baño.

Una de las posibles soluciones por las que podemos apostar la encontramos representada en los bañadores desechables de la marca Huggies® Little Swimmers®, ideales para proteger a tu pequeño frente a estos accidentes ocasionales.

A diferencia de lo que sucede con los pañales, estos bañadores son muy cómodos para llevar y no se hinchan cuando nuestro retoño está sumergido en el agua. Al mismo tiempo, son muy fáciles de usar, dado que cuentan con una apertura lateral para abrirlos y cerrarlos tantas veces como sea necesario. Más allá de la practicidad que nos pueden proporcionar estos bañadores, nuestros retoños harán volar su imaginación con los dibujos de sus personajes Disney© preferidos estampados en su superficie.

¿Te gustaría llevarte a casa estos fantásticos bañadores desechables de Huggies®Little Swimmers®? ¡¡Es muy sencillo!! Solo has de hacerte fan de su página en facebook y participar en su sorteo!! Además de los bañadores, ¡¡podrás hacerte con un increíble peluche de WinniethePooh gigante!!



Además de este equipo, hemos de tomar una serie de precauciones para contribuir al bienestar de nuestro pequeño. Entre otras cosas, es conveniente evitar la exposición a la luz del sol entre las 11 h y las 17 h. Igualmente, es aconsejable darle agua de forma dosificada para evitar que se deshidrate, así como aplicar crema protectora especial pensada para los más pequeños. Igualmente, en el caso de que tenga pocos meses de vida, lo ideal es mantener su cuerpo siempre a la sombra.

Con todos estos preparativos, ya estamos listos para disfrutar de una jornada inolvidable al lado de nuestro retoño en un ambiente tan maravilloso como la playa. En tu mente y en tu corazón no se borrará la imagen de cómo sus deditos tocaron por primera vez la arena de la playa y el agua de mar, así como su mirada de expectación y sorpresa por todo lo que ve a su alrededor.

primer día de playa con tu bebé

Sin duda alguna, hay situaciones que merece la pena presenciar en el primer día de playa de tu bebé. No te puedes perder el momento en que roza la arena: hay algunos pequeños a los que les encanta, pero otros que prefieren no verla ni en pintura. No te preocupes, en estos últimos casos, los niños aprenderán con el tiempo a disfrutar de ella, ¡¡hasta el punto de que puede que sea su destino preferido y no quieran alejarse de la costa nunca jamás!!

Tampoco tiene desperdicio observar la cara que ponen cuando prueban el agua salada, ¡¡te sorprenderá!! El primer día de playa es toda una experiencia para los sentidos de nuestro pequeño, hasta el punto de que la magia que sienten en este primer contacto, nos la contagiarán, haciéndonos revivir los años jóvenes en que nos desplazamos hasta este entorno al lado de nuestros padres.

¡¡Aprovecha al máximo este primer día de playa con tu hijo!! Será una experiencia inolvidable…

Por:
Etiquetas:
Categorías: Familia