Cuidarnos de la anemia

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Hoy nos referiremos a un trastorno mucho más habitual de lo que pensamos, la anemia.

Puede pasar que ya conozcas sus síntomas, entre ellos la falta de apetito, el cansancio continuo, frecuentes dolores de cabeza, pero también puede pasar que la estés sufriendo sin tener ningún síntoma previo, por eso es importante hacerse chequeos periódicos con el médico.

Tengamos en cuenta que es una enfermedad más habitual entre las mujeres que entre los hombres. Si nos referimos al punto de vista técnico nos estamos refiriendo a una enfermedad patológica de la sangre en la cual existe una marcada disminución en el número de glóbulos rojos o hematíes y por ende también disminuye la hemoglobina. En muchos casos la presencia es netamente fisiológica, apareciendo en etapas puntuales de la vida, como pueden ser el embarazo, la adolescencia, la lactancia o la vejez.

anemia

Existen dos mecanismos que son los causantes de la anemia, o bien por la disminución en la producción de hematíes y de la hemoglobina o bien por un aumento en la pérdida o destrucción de éstos.

Uno de los síntomas más frecuentes al que debemos prestarle atención es la palidez de la piel o la falta de coloración dentro de las mucosas. Cuando existen cuadros de anemia intensa además de la palidez podrás sentirte demasiado cansada, con apática, falta de apetito, taquicardias, dolor de cabeza o trastornos gastrointestinales.

Para llevar a cabo un correcto diagnostico será necesario que realices un análisis de sangre. Mediante un hemograma podrás saber la cantidad de hematíes y de hemoglobina que existe en la sangre, en el caso de detectarla se podrá hacer otro estudio para evaluar el tipo de anemia.

El tratamiento de la anemia dependerá del origen de la misma. Normalmente se emplea Vitamina B12, hierro, ácido fólico. Muchos aconsejan llevar adelante una alimentación rica en hierro. Muchos médicos no descartan el hecho de realizar una trasfusión de sangre, pero esto se hace únicamente en cuadros graves y cuando el caso lo permita, pero no es lo más habitual.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Salud


0 Comentarios Enviar un comentario