Crear tu fondo de armario

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Si ya tienes tu fondo de armario quizás es hora de que lo renueves con las nuevas tendencias. Si eres de las que aún se pregunta qué es el fondo de armario quizás estos consejos puedan ayudarte.

El fondo de armario es la ropa básica que nos sirve para cualquier temporada y que podemos combinar con otras prendas más de moda. Normalmente el fondo de armario de cada persona viene definido por su estilo particular, las prendas que más le favorecen o con lo que se siente más cómoda, de manera que lo más importante para empezar es definir eso: tu estilo y lo que te favorece.

Hay prendas básicas que siempre están ahí, como vaqueros, y que sólo tienes que adaptarlos a tu gusto: altos o bajos de cintura, anchos de pierna o de pitillo, oscuros o desteñidos. Pero otras prendas tienes que ir escogiéndolas tú, porque son las que te van a sacar de un apuro en más de una ocasión.

Lo importante de un fondo de armario es que puedas acudir a él en cualquier ocasión, tanto si vas a una entrevista de trabajo, como a una cena elegante, a un cumpleaños con amigos o a una comida familiar. El secreto es cómo combines las prendas entre ellas y con los distintos accesorios de moda. Por ejemplo, el mismo vestido cambia totalmente si llevas zapatos de aguja o plano, un collar, un pañuelo, una chaqueta o un cinturón.

Entre los básicos de una mujer están:

  • El LBD (Little Black Dress). Es un vestido corto y negro, pero en el mundo de la moda se le conoce así. Un vestido clásico y sencillo sin muchos adornos ya que eso es lo que lo hace básico. Tú te encargas de poner los complementos según sea la ocasión y la moda. Un LBD te sirve para la noche con complementos más sofisticados, para un cóctel de día si los complementos son más sencillos, o para una simple entrevista de trabajo combinado con una chaqueta.
  • El traje sastre. Tanto si es de pantalón como si es de falda, un buen traje te va a solucionar más de un problema, sobre todo en eventos socio-laborales. Lo suyo es que sea negro o gris oscuro, ya que esos colores no pasan de moda. La raya diplomática también es una buena opción y puedes combinarlo con blusa, camisa entallada o incluso camiseta.
  • El vaquero. Cualquier marca o estilo vale siempre que te sientas cómoda. Lo principal de un vaquero es que te quede como un guante y que realce tu figura. El resto es opcional, ya que admite cualquier tipo de complemento, zapato, cinturón o blusa.
  • Camisa blanca. Una blusa blanca entallada en un tejido fino como el hilo te vale para todo, ya sea informal o de traje. El truco está en elegir el modelo, sobre todo fíjate en el cuello que más te favorezca, más escotado para mujeres con el cuello más corto y alto y cerrado si lo tienes muy largo. También debes fijarte en los hombros, si tienes la espalda ancha conviene que la manga no caiga más abajo del hombro.
  • Hay otras cosas imprescindibles como una buena lencería que te dé seguridad, unos zapatos buenos y cómodos o un abrigo largo clásico.

Para terminar un máxima: en estas prendas no escatimes el gasto ya que se trata de una inversión a largo plazo. Fíjate sobre todo en la calidad, una buena prenda vale dinero, no se trata ya de pagar la marca, pero lo vas a amortizar ya que te va a durar mucho tiempo y le vas a sacar mucho partido.

Por:

Categorías: General


0 Comentarios Enviar un comentario