>Cosasdemujer

Cómo ser exigente con la pareja sin agobiarle

Autor: Comentar
Comparte este artículo


Las relaciones de pareja son especialmente complejas y conflictivas, pero también son la forma en la cual la mayoría de las personas escogen vivir.

Conocerse al principio no es lo mismo que ir conociéndose a lo largo de los años.  De hecho la razón fundamental por la cual  algunas relaciones  devienen  en divorcios es porque al conocerse, más  a fondo, se pierde la magia y el encanto de los primeros días.

Ya no se está de acuerdo con lo que se hace o se piensa, inclusive con los gestos,  y,  además,  queremos que las cosas se hagan según nuestras exigencias. Ya no hay tanta disposición para callar y aguantar.

En la mayoría de los casos, las mujeres llevamos la batuta en esto.  Ya que cuando se lleva la mayor carga de responsabilidad tanto del hogar como de la familia se tiene una visión mayor de lo que se necesita conseguir.  De esta forma,  la mujer se ve en la situación de marcar las pautas que rigen la vida diaria de la relación.

Si quieres lograr bienestar y salud en tu relación sin agobiar a tu pareja, pero a la vez hacer que se lleven a cabo ciertas conductas o comportamientos toma en cuenta lo siguiente:

– La relación es de dos personas. Los dos son responsables, por lo cual los dos pueden compartir las responsabilidades. Conciénciate con esto. No te cojas todo para tí.

– No te quedes con nada por dentro.  La sinceridad y el diálogo llevan todo a mejor término.

– Si tu pareja trabaja todo el día fuera, no quiere llegar a casa a escuchar problemas que tal vez no pueda solucionar en ese momento.  Intenta buscar el momento adecuado y plantea la situación exponiendo, respetuosamente tu opinión, e intentando que la solución salga de ambos.

– No montes espectáculos, berrinches, pataletas y mucho menos dramas de insultos.  Intenta calmarte y exponer lo que te preocupa de la mejor manera posible.  Si estás enfadada o molesta, relájate y prepárate mejor.

– Las cuentas por pagar y las labores de casa son agobiantes por sí mismas.  No te lo tomes todo para tí. Desde un principio, intenta dialogar sobre este tema y busquen JUNTOS alternativas de ahorro y de pago.

– A pesar de todo, intenta desarrollar alegría.  Si quieres a tu pareja y él te quiere a tí, no te vuelvas un nudo malhumorado que todo lo reclama sino date la oportunidad de seguir teniendo una relación feliz.

Las relaciones de pareja son ambientes en los cuales las personas podemos desarrollar al máximo nuestras virtudes y pulir nuestra personalidad. Siempre debemos darnos la oportunidad de llevarlas adelante en un clima de armonía y felicidad interior de esta manera podremos construir hogares felices y llenos de oportunidades para todos.

Fuente Imagen ThinkStock.

Por:

Categorías: General


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar