Cómo Elegir los Muebles Para el Exterior

Autor: Comentar
Comparte este artículo
muebles terraza 

Sujeta a Licencia Creative Commons de Atribución. Autor: RodMsn

Quizá no te haya pasado aún, pero lo cierto es que cuando tengas que escoger muebles para el exterior de tu casa, existen varios puntos importantes que debes tomar en cuenta. Es básico conocer el grado de resistencia de los muebles a la intemperie, así como los cuidados que necesitarán para conservarse en buen estado.

 

En la actualidad, son cuatro los materiales que se utilizan fundamentalmente en la fabricación de muebles para jardines o exterior:

HIERRO
Es el material clásico, con el que se construyeron los primeros muebles de exterior.

Ventajas: Inalterable al sol, versatilidad que presenta ya que permite realizar diseños muy sencillos o muy elaborados.

Desventajas: Baja resistencia a la humedad y la lluvia que puede oxidarlos. Nada prácticos para zonas de playa muy expuestas a la humedad.

Cuidados: Limpiarlos periódicamente con un trapo húmedo y de ser posible, pintarlos cada año. Bien protegidos, los muebles de jardín en hierro suelen durar toda la vida.

MADERA
La utilización de madera en muebles de jardín es relativamente reciente, las maderas tradicionales no son recomendables para exterior, el sol las afecta sobremanera resecándolas y decolorándolas y la lluvia las resquebraja. Unicamente la madera de teca resiste este tipo de problemas. La teca es una especie de un árbol del sudeste asiático que soporta los climas más extremosos.

Ventajas: Pueden mantenerse día y noche en el exterior y su protección es muy fácil.

Desventajas: El alto precio de la teca, que es más elevado que el de cualquier otro mueble para exterior.

Cuidados: Debido a las resinas y aceites que contienen, no necesitan protección adicional. Puedes limpiarlos fácilmente con agua jabonosa. Una vez al año te recomendamos aplicar una capa de aceite de teca.

FIBRAS NATURALES (MIMBRE, JUNCO)

Ventajas: El origen tropical de estos materiales asegura una buena resistencia a agentes externos como el sol y las lluvias. Son bastante tolerantes a la humedad. Precio moderado y muy duraderos. Se conservan en perfecto estado durante 5 a 10 años y al igual que el hierro, las fibras naturales son muy moldeables y dan opción a gran variedad de diseños.

Desventajas: En realidad son mínimas las desventajas que tienen estas fibras, quizá sólo el hecho de que si se mojan demasiado terminan debilitándose. El mimbre es el más problemático, pues debido a su estructura de finas hebras ligadas entre sí se ensucia muy fácil y su limpieza es un poco complicada.

Cuidados: Resguardo de las lluvias, limpieza frecuente con un trapo seco o con agua y jabón si están muy sucios. Barnizarlos una vez al año, o cada dos años, como mínimo.

FIBRAS SINTÉTICAS

Ventajas: Son los más baratos, no se ven afectados por el sol o la lluvia. Actualmente hay gran variedad de diseños y acabados, existen en diversos colores, mates y brillantes, incluso los que imitan las fibras naturales. Resultan muy ligeros y la mayoría son apilables.

Desventajas: Son algo fríos, y por lo mismo pueden acompañarse con telas y últimamente está de moda combinarlos con llamativas lonetas de colores intensos.

Cuidados: Se limpian fácilmente con trapo húmedo.

Por:

Categorías: General


0 Comentarios Enviar un comentario