Cómo desarrollar la asertividad

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Para empezar vamos a dar una pequeña definición de lo que es “asertivo”. Una persona asertiva es aquella que no se deja manipular, y es capaz de defender sus derechos ante los demás de una manera no agresiva.

Hay que encontrar la medida, ya que mucha gente está en los extremos, es decir, sus comportamientos pueden ser sumisos o agresivos a la hora de defender sus derechos.

 


En el caso de las personas sumisas, su respuesta ante todo es con la intención de agradar a los demás sin importar lo que realmente piensa esa persona. Eso no quiere decir que no tenga sus propias opiniones, sino que nunca lo mostrarán si es contrario a lo que la otra persona o personas opinan.

Por otro lado, la persona de comportamiento agresivo, en vez de dialogar, intentará imponer su punto de vista con violencia verbal, no dejando opción a otras opiniones que difieran de la suya.

Por ello, la medida se encuentra en lo que hemos definido anteriormente como persona asertiva.

Y tras esto, nos preguntamos cómo desarrollar esa asertividad. Lo primero que hay que hacer es desarrollar una tolerancia por los pensamientos y opiniones de los demás, pero teniendo en cuenta la nuestra. Hay que cambiar esa mentalidad totalitaria o sumisa, según el caso, y hacernos a la idea de que la mejor manera es el diálogo respetando otras opiniones y haciéndose respetar.

Además, este desarrollo del comportamiento asertivo mejorará nuestra autoestima, con las consecuencias positivas que esto tiene para conseguir nuestros objetivos futuros.

Por lo tanto, lo que tenemos que hacer para desarrollar esa asertividad es observarnos y encontrar qué actitudes son las que tenemos que cambiar, y, poco a poco, cambiar nuestra manera de pensar y actuar. Pueden aparecer en el proceso de cambio sensaciones de ansiedad (sobre todo a las personas sumisas) que se irán controlando cada vez más hasta que desaparezcan.

Fuente Imagen: chimekin

Por:
Etiquetas:
Categorías: Relaciones, Salud, Trabajo


0 Comentarios Enviar un comentario