>Cosasdemujer

Claves sobre las dietas disociadas

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Las dietas disociadas son aquellas que se basan en no mezclar determinados alimentos en una misma comida, evitando aquellos cuyos componentes puedan contradecirse y entorpecer la digestión. Es un sistema muy común en dietas para perder peso, evitando sobre todo combinar hidratos de carbono y proteínas.

dietas disociadas

Cada alimento posee un nutriente dominante que puede chocar con el nutriente dominante de otro, y ésta es la idea en la que se basa este tipo de dietas. La incompatibilidad entre determinadas sustancias puede provocar la interrupción en el proceso digestivo, anulando los efectos beneficiosos de las mismas y causando un gasto innecesario de energía.

¿Qué saber sobre las dietas disociadas?

Las dietas disociadas pretenden que sea un solo nutriente el que domine cada menú, lo que no quiere decir que consumamos un único tipo de alimento. Lo que buscan es una correcta combinación de alimentos compatibles, sin que ningún nutriente quite protagonismo a los demás.

dietas disociadas claves

Se trata de una clase de dieta muy controvertida, pues hay quien las considera muy efectivas y sencillas, mientras que un gran número de expertos afirman que, además de no funcionar, pueden ser extremadamente peligrosas. Sus detractores aseguran que el cuerpo no digiere los alimentos mejor por separado, y que el hecho de que juntos engorden más es tan sólo porque se ingiere un mayor número de calorías.

Además, declaran que estas dietas disociadas pueden carecer de importantes proteínas y vitaminas, perjudicando así la salud de la persona que siga este régimen. Esto puede desembocar en alteraciones gastrointestinales, mareos, sequedad de la piel, pérdida del cabello, insomnio, estreñimiento y malestar general.

También alertan de que hay que tener cuidado con el llamado “efecto rebote”, ya que la reducción se produce a causa de pérdida muscular y líquidos, y no de la grasa almacenada.

dietas disociadas verduras

Aparte de todo esto, estas dietas cuentan con algunas ventajas. Una de ellas es su sencillez, pues para seguirlas sólo hay que recordar los alimentos que contienen mayor número de proteínas y de hidratos de carbono y no mezclarlos. Ni siquiera es necesario controlar las calorías de cada porción.

Otro punto a su favor es que nos permite comer de todo, evitando así esa sensación de ansiedad tan difícil de controlar. Además, ayudan a mejorar las digestiones con combinaciones de alimentos totalmente compatibles entre sí.

En todo caso, e independientemente de las opiniones contrariadas, antes de comenzar cualquier dieta lo mejor es que lo consultemos con un especialista, ya que cada persona posee unas características biológicas diferentes y lo que puede beneficiar a algunas puede ser gravemente perjudicial para otras.

Por otra parte, podemos encontrar un gran número de menús que proponen seguir una dieta disociada, tanto en revistas, como en libros o en la red. Por las razones antes expuestas, aconsejamos encarecidamente visitar un nutricionista antes de comenzar a seguir cualquiera de estas dietas.

dietas disociadas para mujer

Menú basado en Dietas Disociadas

No obstante, a continuación exponemos un menú de estas características como propuesta a consultar con el especialista, para que él determine si es adecuado o no para la persona que quiera seguirlo. Abarca una semana entera y pertenece a la web Dieta Disociada.

Lunes

Desayuno
•Café o té con leche desnatada o sin leche, o una infusión al gusto con edulcorante.
•1 lácteo desnatado
•1 huevo revuelto

Almuerzo media mañana
•Taza de café o infusión
•Barrita dietética
•2 vasos de agua

Comida
•Ensalada verde al gusto con una lata de bonito al natural
•Pescado a la plancha

Merienda
•Taza de café o infusión
•Barrita energética
•Agua

Cena
•Caldo vegetal casero.
•Merluza a la plancha con aceite

Martes

Desayuno
Lo mismo que el día anterior

Media mañana
Lo mismo que el día anterior

Comida
•Puré de verduras casero al gusto
•1/4 de pollo sin la piel al horno y aderezado con unas gotitas de limón, tomillo y romero.

Merienda
Lo mismo que el día anterior

Cena
•Ensalada de cogollos con anchoas
•Canelones de lonchas de pavo con queso fresco untado

Miércoles

Desayuno
Mismo que el lunes

Media mañana
Mismo que el lunes

Comida
•Ensalada de canónigos, rúcula, espinacas, tomates y espárragos.
•1 plato de arroz blanco hervido con un poco de salsa de tomate

Merienda
Igual que el lunes

Cena
•Puré de calabacines
•2 rodajas de piña natural
•6 fresas o fresones

Jueves

Desayuno
Igual que el lunes

Media mañana
Igual que el lunes

Comida
•Ensalada verde como la del lunes
•1 dorada al horno aliñada con jugo de limón, aceite, ajo y perejil

Merienda
Igual que el lunes

Cena
•Salpicón de marisco sin mayonesa
•Salmón ahumado con cebolleta y alcaparras

Viernes

Desayuno
Igual que el lunes

Media mañana
Igual que el lunes

Comida
•Ensalada de endibias con roquefort
•Una chuleta de buey desgrasado, a la brasa

Merienda
Igual que el lunes

Cena
•Caldo de verduras al gusto, con un huevo duro troceado
•Jamón serrano sin la grasa

Sábado

Desayuno
Como el lunes

Media mañana
Como el lunes

Comida
Potaje de garbanzos con verduras al gusto pero sin carne ni grasas

Merienda
Como el lunes

Cena
•Puré de verduras al gusto (sin patatas y zanahorias)
•Macedonia hecha de manzana, pera, fresas y zumo de naranja sin azúcar

Domingo

Desayuno
Como el lunes

Media mañana
Igual que el lunes

Comida
•Salteado de verduras al gusto (sin patatas y zanahorias)
•Una buena porción de mero a la plancha con un chorrito de aceite

Merienda
Como el lunes

Cena
•Ensalada de espinacas, tomates con vinagre balsámico, pimienta y una cucharadita de aceite
•Setas a la plancha con ajo y perejil

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Dietas, Featured


0 Comentarios Enviar un comentario