Celebra San Valentín en un restaurante

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Se acerca la famosa fecha de San Valentín y para todas aquellas que lo celebren con su pareja, acompañante o a veces sólo amigo, tenemos un plan que no podrá rechazar. Una cena que no necesariamente tiene que ser romántica, sino simplemente ser divertida y diferente.
China-Crown-San-Valentín-y-

Del 11 al 18 de febrero, hay dos motivos clave para hacerlo ante una del restaurante
China Crown. El primero es San Valentín y el segundo, el Año Nuevo Chino, este año del Tigre y que, según apuntan, se va a regir por la valentía y los nuevos retos. De momento, en este restaurante, que se ha ganado su buena fama gracias a su excelente y auténtica cocina china, el plan inmediato es que sus clientes celebren dos fechas tan especiales de una forma original y única.

Según el zodiaco chino, el tigre es un signo cálido, amoroso, divertido y mágico, rasgos que, sin duda, pueden influir en los sentimientos de los amantes que aquí se den cita. Si a esto unimos un menú delicioso, pensado para dos personas y elaborado para esta ocasión con alimentos que por tradición oriental no faltan dado que atraen la buena suerte, la química está asegurada. Para comenzar, se dará la bienvenida con Aperitivo y Entremeses chinos, a continuación se servirá Lengua de pato ahumada y Hojitas de ternera con sésamo, semilla que tradicionalmente simboliza la riqueza y fertilidad de la tierra y que a la hora de dar la bienvenida al nuevo año, la población china toma para llamar a la buena suerte.

El festín prosigue con Lámina de merluza con hongos blancos en aceite de sésamo y vinagre y con un plato tan singular como Jiao Zhi, es decir, bolitas de masa y carne hervidas que no faltan en la mesa ya que augura la unión de la familia ‘como una bola’. Pero hay más alimentos y recetas simbólicos, como los Tirabeques al dente y salteados con soja, una verdura cuyas semillas tienen el significado de futuro y esperanza, y el Besugo laqueado con soja y miel, un plato con un toque dulce que se interpreta asimismo como riqueza venidera. Para finalizar el apartado salado, Pato crujiente con salsa de ciruelas, fruta considerada por los orientales como elixir de juventud, y acompañado de Arroz imperial.

Como broche final, un postre tan delicioso como el Milhojas de mazapán decorado con un sello rojo, color que para los chinos remite a dos sentimientos tan positivos como la jovialidad y la vitalidad. El menú incluye vino tinto de Ribera de Duero y agua, el precio es de 40 € por persona y debe reservarse con antelación..



0 Comentarios Enviar un comentario