red de blogs cosasde
 
 Comentarios: 0

Licencia atribución CC/midiman

Una cena íntima en casa es un buen recurso para una cita especial sin gastar demasiado dinero. El secreto está en hacerlo concienzudamente y prepararlo con tiempo para poder atender a todos los detalles. Una cena íntima es importante para conocer mejor a esa persona con la que empiezas a salir, pero también para recuperar y mantener viva la magia con tu pareja habitual. Estas son las claves fundamentales:


COMIDA. Cuando se trata de una ocasión especial siempre queremos lucirnos, pero nuestro consejo es que no te compliques. La comida tiene que ser buena, claro está, pero no puedes pasar todo el tiempo en la cocina, o dando viajes para ultimar y calentar los platos. Tienes que dejar todo más o menos preparado y, si puede ser, servido, para dedicarte en exclusividad a tu invitado así que piensa en platos que se puedan comer fríos y fáciles de comer, incluso con las manos (es muy sensual).

CASA. Lo normal es que esté recogida, aunque en estas ocasiones nos gusta poner velas o algún detalle aromático. El secreto no está en las velas sino en la luz. No debe ser demasiado oscura como para no ver la comida, pero tampoco demasiado fuerte. Las lámparas y luces indirectas son tus mejores aliadas. Si no tienes lámparas, pon velas, pero pon bastantes, sobre todo cerca de la mesa para comer con comodidad, pero también en otros rincones de la habitación. Tampoco olvides la música, que debe ser ambiental, de fondo, porque si la pones demasiado alta terminareis conversando a gritos. Si quieres que escuche una canción especial, espera al final de la comida, o si quieres bailar… El resto del tiempo debe ser sutil.

TÚ MISMA. Como ya hemos dejado claro que la comida debe quedar preparada y que no puedes pasarte la noche en la cocina, a la hora de cenar debes estar preciosa. Al ser en casa quedan abiertas todas las opciones siempre y cuando te pongas lo que te favorece y te hace sentir guapa. También valen los tacones de aguja si te sientes más femenina, los vaqueros si realzan tu figura, un vestido atrevido si quieres jugar con el erotismo… Queda a tu imaginación, lo que está terminantemente prohibido es el pijama o los delantales. Maquíllate y péinate como si fueras a un gran restaurante, ponte tu perfume y sonríe.

Por:

Etiquetas: velas
Categorías: General

 Comentarios: 0

También te puede interesar

Comentarios (0)

Envía tu comentario
Nombre:  
Email:  
Mensaje: